Un error que debes evitar al comprar un portátil.


Tras leer cientos y cientos de comentarios de compradores ( En Amazon)  creo que puedo decirlo con conocimiento de causa.

¿Cual es el error?

Querer ‘mejorar’ un dispositivo más allá de lo indicado por el fabricante, sea este un portátil, un Smartphone o una Tablet es como querer añadir una mira láser a una cuchara o a un calzador, es un error de bulto.

Me refiero a cualquier dispositivo además de a los que tienen limitaciones de diseño o de cualquier otro tipo.

Comprar un portátil para modificarlo es similar a inventar el submarino-volador o el destornillador-martillo.

técnico electrónico lego circuito

Entiendo que tengas argumentos muy validos del tipo:

“El mundo progresa gracias a a la imaginación y la iniciativa”.

“Edison se equivocó más de 2000 veces antes de inventar la bombilla”

Totalmente de acuerdo en eso. No me malinterpretes

Pero… ¿No crees que tu imaginación merece un objetivo que no sea del montón?

La anécdota:

Cuando aparecieron los primeros teclados inalámbricos un cliente me encargó uno para que se lo instalara y mientras lo hacia preguntó:

“Oye Joaquín!!!, no veas lo que se me ha ocurrido, veras… ¿A que distancia se puede poner el teclado?”

Yo me lo quedé mirando y le contesté:

“¿A que distancia puedes leer la pantalla?”

El hombre se quedó tan sorprendido que me dio hasta pena, le pregunté por su idea pero me dijo que con mi pregunta se le había desbaratado todo el castillo que se había montado en un instante.




La moraleja:

Cuando se inventa algo se inventa por un motivo, para dar solución a un problema, si cambiamos la solución sin que halla cambiado el problema el resultado en el mejor de los casos es de inferior calidad.

 

Conclusión:

La próxima vez que quieras hacer que tu dispositivo (portátil, tableta o Smartphone) sea sumergible, pregúntate cuantas horas tienes pensado usarlo bajo el agua con cloro de la piscina o bajo la del mar salobre.

Pregúntate a santo de qué vas a hacer una vídeo llamada bajo el agua con un fondo de pantalla repleto de algas flotando y preservativos usados, ni que fueras el próximo Jack Cousteau.

Más de uno me pondrá de vuelta y media y se irá por chafarle la película.

Sinceramente prefiero eso a que dentro de unos días me escribas un comentario diciendo que compraste un dispositivo recomendado por mí y lo devolviste porque no lo pudiste convertir en un microondas con retro-cohetes.

Un Saludo.


Etiquetas:, , , ,

Categorizado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *