17 consejos para comprar un Smartphone usado.


Si estás planeando comprar un Smartphone, pero no tienes presupuesto, entonces puede que te plantees adquirirlo ‘reacondicionado’ o un móvil de segunda mano barato.

Antes de comprar debes comprobar a fondo en qué condiciones está por fuera y sobre todo por dentro.

Aunque parezca una tarea difícil es necesaria para no tener que lamentarlo posteriormente.

Si estás seguro y has tomado la decisión de comprar tu primer Smartphone usado, entonces estos 17 consejos te serán muy útiles para lograr un buen resultado.

¿La Carcasa o cubierta están en buen estado?

1. Haz una exploración rápida

Lo primero que hay que comprobar de un Smartphone es su cubierta.

Por lo tanto, cada vez que mires Smartphones usados ​​en cualquier tienda, asegúrate de hacer siempre una exploración completa del dispositivo.

Trata de ver si tiene defectos físicos o arañazos en la superficie del dispositivo.

Esa primera visualización te dará una idea del uso que ha tenido y del posible riesgo de daños interno no visibles.




2. Asegúrate de que es la carcasa original

No puedes juzgar la calidad total del aparato mirando únicamente el brillo de su carcasa o lo impecable de su pantalla.

Hay una gran probabilidad de que el vendedor las haya cambiado por carcasas de terceros o incluso nuevas que, obviamente, te dará una sensación de calidad equivocada, ¿verdad?

Por lo tanto, como cliente inteligente, ten siempre en mente que los vendedores siempre podrían reemplazar el original dañado con una nueva carcasa de terceros con el fin de lograr una venta.

Interfaz de control

3. Asegúrate de que todos los botones ‘físicos’ funcionan perfectamente.

Los Botones ‘físicos’ siempre son el elemento más frágil en cualquier Smartphone y tiende a sufrir daños más a menudo al haber sido presionados miles de veces por los viejos propietarios.

Por eso que, al revisar cualquier Smartphone usado en la tienda, siempre asegúrate de que todos los botones ‘físicos’, todos ellos, funcionan perfectamente, sin ningún problema.

Lo mejor es hacerlo presionando cada botón físico una y otra vez.

Si ves que hay algún botón que da una respuesta débil o retardada (a veces funciona, a veces no lo hace) o incluso no funciona en absoluto cuando se pulsa, entonces es mejor dejarlo donde estaba.





4. Comprueba si la tecla de la cámara (si hay alguna) sigue funcionando.

Algunos de los teléfonos inteligentes suelen tener una tecla para tomar fotografías o vídeos.

Se puede reemplazar con el botón virtual en pantalla.

Sin embargo, en algunos teléfonos, hay una función que le permite capturar fotos con la tecla del obturador incluso cuando la pantalla todavía está bloqueada (por ejemplo, Sony Xperia S, etc.).

Por eso, aunque no lo uses con mucha frecuencia, haz siempre una prueba rápida en esta tecla del obturador pulsándola una y otra vez para asegurarte de que este botón funciona perfectamente.

5. Comprueba siempre la sensibilidad de la pantalla con la interfaz de usuario

Lo siguiente para comprobar de un Smartphone usado es la superficie de la pantalla y la sensibilidad de su interfaz de usuario.

En este proceso haz siempre una exploración minuciosa si hay cualquier rasguño alrededor de la pantalla y cerciórate de que la pantalla táctil todavía responde perfectamente.

Prueba la respuesta táctil desde cada esquina de la pantalla hasta la zona media.

Haga algunos gestos mezclados y aleatorios en la pantalla una y otra vez, por ejemplo:

Y si tienes tiempo, trata de jugar con algunas aplicaciones que ya estén instaladas en el teléfono, incluso juegos de alto rendimiento y prueba la sensibilidad de la interfaz de pantalla.

Recuerda, esto es crucial porque a la mayoría de los propietarios anteriores se les puede haber caído al suelo varias veces en el pasado, afectando directamente a la sensibilidad de la pantalla.

Ni te lo pienses, ponlo de nuevo en la estantería.




6. Comprueba si hay interferencias, pixeles atípicos o colores extraños en la pantalla.

Además de la sensibilidad, otro detalle importante a comprobar en la pantalla es la imagen.

En general, los Smartphones usados ​​suelen haber caído varias veces de entre los dedos de los propietarios anteriores.

Por lo tanto, es muy importante que observes toda la pantalla para comprobar si hay algún fallo o líneas extrañas en la reproducción del color en toda la pantalla.

Si ves alguno de estos, la cosa no va bien.

Desconfía y no te lo pienses, devuélvelo a la estantería.

Batería:

7. Asegúrate de que la batería sigue funcionando y el indicador marca adecuadamente la carga.

No hay duda de que la batería es uno de los elementos más importantes en los teléfonos inteligentes.

La mayoría de los teléfonos con pantalla táctil, incluso el nuevo iPhone, tienen una batería débil (con la excepción de Samsung o Motorola que son buques insignia en lo referente a marcas, por supuesto).

Por lo tanto, es realmente crucial hacer siempre pruebas en este aspecto cada vez que desee comprar Smartphones usados.

Para nombrar algunos, puedes hacer cosas como:

Para asegurarte de que la batería todavía responde adecuadamente y está en buenas condiciones, si no es grande.

Si la batería se agota rápidamente incluso cuando se abren fotos o se escuchan canciones (que en realidad no consumen mucha energía), entonces desconfía y no te lo pienses, de cabeza a la estantería.





Conectividad:

8. ¿La ranura SIM tiene problemas de contacto?

Si es Dual SIM debes comprobar ambas ranuras.

Introduce una tarjeta SIM válida o (también sirve una desactivada en buen estado) si te pide PIN y tras introducirlo no hay ningún problema y las comunicaciones, llamadas y SMS funcionan la cosa va bien.

Prueba a cambiar el PIN usando las opciones de seguridad del móvil, apágalo y vuélvelo a encender.

Si el viejo pin no es válido (tienes 3 intentos) y el nuevo si lo es entonces marca esta prueba como superada.

Si no extrae el SIM y a la estantería.

9. ¿La ranura para la tarjeta microSD (si la hay) funciona todavía?

A pesar del aumento de espacio de almacenamiento interno de los grandes Smartphones, la mayoría de los usuarios todavía piensa en la ranura para tarjetas microSD como un elemento vital en sus teléfonos móviles.

Este tipo de usuario tiende a no dar importancia a tener un Smartphone con poco almacenamiento interno ya que cuenta con la idea de ampliar la capacidad aún más mediante una tarjeta microSD externa.

Por lo tanto, si estás pensando en comprar un Smartphone para añadirle una tarjeta microSD, es recomendable que compruebes si la ranura sigue funcionando de manera correcta o no.

Tú no quieres comprar un teléfono con poco almacenamiento interno que no puede leer una tarjeta microSD externa, ¿verdad?

También debes comprobar el tipo y capacidad máxima de la tarjeta que puede admitir el teléfono, si es reconocida por el dispositivo y si permite lectura y escritura sin errores.

Hay tarjetas que funcionan perfectamente en un modelo de teléfono y fallan en otro aunque ambos sean nuevos.

Eso puede suceder por que el sistema no reconoce la capacidad excesiva o muy baja de la tarjeta o el firmware de control muestra un formato muy moderno o muy antiguo.

Y es que aunque parezca mentira muchos fabricantes diseñan sus teléfonos dando por sentado que se van a usar de una manera muy concreta.

Por eso es recomendable tener a mano el manual con las especificaciones y recomendaciones de uso del Smartphone.

Una vez insertada la tarjeta y reconocida por el teléfono prueba a:

Si falla en alguna de las pruebas… a la estantería.


10. Asegúrate de que la conexión Wifi/3G/4G sigue funcionando bien

La conectividad es el otro elemento importante en el Smartphone.

Sin esta posibilidad, tu teléfono usado, o nuevo, será prácticamente inútil para ti.

No podrás:

Por lo tanto, pon siempre a prueba esta característica de conectividad navegando por la Web con el navegador pre instalado o cualquier otra aplicación que requiera conectividad 3G/4G o Wifi en ese Smartphone usado.

Nota: recuerda que el 3G dejará de ser operativo en 2020.

11. Comprueba el Bluetooth, NFC o cualquier otra conexión

Estas características pueden ser realmente importantes en el futuro porque te guste o no, necesitarás Bluetooth y lo usarás muy a menudo para compartir contenidos como fotos/música/videos/archivos con otros dispositivos.

El NFC (Near Field Communication o Comunicación de Campo Cercano) es también muy importante no solo para realizar pagos con el móvil en el futuro.

También permite la sincronización de datos entre teléfonos y otras actividades que requieren de interconexión entre dispositivos sin necesidad de intermediarios.

Por lo tanto, nunca te olvides de ejecutar siempre la prueba rápida de Bluetooth, NFC y todas las otras características de conectividad de tu Smartphone.


12. Intenta enviar un mensaje de texto

Por lo general, si la conectividad celular sigue funcionando bien, hay una gran posibilidad de que también puedas enviar mensajes de texto con ese teléfono.

El envío de un mensaje de texto no es caro y te puede ahorrar un disgusto ¿verdad?

Audio

13. Prueba de la calidad del altavoz

Es obvio, hacer llamadas telefónicas es la primera, aunque no la única razón de ser de un teléfono.

Sin eso, tu teléfono no puede llamarse teléfono.

Es por eso que si esta pieza no funciona correctamente, el teléfono, usado o no, será un trasto inútil.

Por lo tanto, también es muy importante realizar siempre las comprobaciones que sean necesarias:

Haciendo una llamada y hablando.

Poniendo música.

Recibiendo una llamada a ver si suena.

Y si hay algún síntoma por mínimo que sea de que algo va o podría ir mal con la calidad del sonido o zumbidos, pitidos, clics, etc., ni lo dudes directo al estante de donde lo cogiste.

14. Comprueba la calidad de sonido del teléfono, con y sin auriculares, hablando o poniendo música.

La mayoría de los usuarios normalmente no activan el altavoz cuando escuchan música o ven videos.

Lo habitual es usar auriculares para la mayor parte de las actividades que incluyen recepción de sonido: juegos, películas, música, vídeos o cualquier otra cosa.

Para asegurarte de que todo está bien sólo necesitas dedicarle un par de minutos máximo comprobando si el altavoz todavía suena adecuadamente o no.




Puerto Micro USB

15. Asegúrate de que todavía puedes cargar el teléfono

El Puerto Micro USB es también con diferencia la parte más importante en el Smartphone.

Si el Puerto Micro USB no funciona y no se puede cargar el dispositivo correctamente, puede ser realmente peligroso para ti más adelante en el futuro.

Actualmente, la mayoría de los Puertos Micro USB de los Smartphones no sólo se unen a la placa base con pegamento, sino que en algunos Smartphones esta parte se integra profundamente con la soldadura.

Por lo tanto, asegúrate de comprobar siempre el puerto Micro USB del dispositivo mediante la conexión del teléfono con el cargador y ver si hay una mala respuesta en la barra de la batería en la pantalla cuando se está cargando.

Tu teléfono será completamente inútil si no se puede cargar.

16. Comprueba si puedes conectar una memoria USB externa al puerto Micro USB.

A veces con el uso o debido a forcejeos al conectar el cable del cargador u otros componentes el puerto Micro USB puede quedar deformado.

Puede llegar hasta el extremo de que o no funciona, o aunque conecte que no puedan realizarse lecturas ni escrituras en la memoria USB conectada al puerto Micro USB.

Por no mencionar que, dependiendo del modelo y aunque el Smartphone esté impecable en todos los aspectos, en estos tiempos las memorias USB tienen capacidades tan altas que puede suceder que el teléfono no reconozca dicha memoria simplemente por tener un tamaño o un formato para el que no ha sido diseñado.





Preguntas al Vendedor:

17. ¿el teléfono está Liberado, Rooteado o Flasheado con una nueva ROM?

Estas situaciones pueden ser tanto buenas como malas.

Si eres un experto es bueno porque aún puedes hacer un montón de cosas con el teléfono, incluso sin la ayuda del minorista.

Sin embargo, si no eres un experto, realmente necesitarás preguntar al vendedor al respecto.

En principio lo ideal es que el teléfono esté liberado (o desbloqueado según se prefiera un término u otro) para poder usarlo con cualquier compañía o proveedor de telefonía móvil.

Y que no esté ni ‘Rooteado’ ni ‘Flasheado’ con un sistema diferente al que venía de fábrica.

En caso de que no se cumpla alguno o todos estos términos hemos de ser consecuentes y dejar claro que el precio a pagar por el dispositivo debe ser acorde a sus características actuales.

Dicho de otro modo que no puede costar lo mismo que si fuera nuevo.

Conclusión

Estos son 17 extremos que necesitas conocer antes de hacer una compra de cualquier Smartphone usado.

Comprar un Smartphone usado puede ser mucho más barato que conseguir el nuevo, pero tú como cliente todavía mereces obtener un producto de buena calidad, incluso aunque sea usado.

Así que espero que estos consejos puedan ser realmente útiles para ti cada vez que planees comprar Smartphones usados ​​en el futuro.


Categorizado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *